Otoplastía

La otoplastia es una intervención que se realiza para reposicionar las orejas prominentes a una posición más normal, más pegadas a la cabeza, o para reducir el tamaño de las orejas grandes.

Las alteraciones en el tamaño, forma, y disposición de pabellón auricular constituyen una importante fuente de preocupación estética y, en ocasiones, llega a producir problemas sociales y psicológicos. Es una intervención solicitada con frecuencia por niños y adolescentes.

¿A qué edad se aconseja la intervención?

Generalmente, es una cirugía que se realiza en niños entre los 4 y 14 años. Las orejas han crecido casi completamente a los 4 años, así que se puede realizar desde esta edad.

La otoplastia también se puede realizar en adultos, no existiendo límite de edad.

¿Donde se realiza la otoplastía?

La otoplastía se realiza en el quirófano, dentro de una clínica u hospital. Generalmente la anestesia es local y la intervención es ambulatoria.

Anestesia

Si el niño es pequeño, el cirujano plástico le recomendará realizar la intervención bajo anestesia general. Para niños mayores y adultos, se empleará anestesia local asociada o no a sedación, de manera que esté despierto durante la cirugía, pero relajado. La anestesia siempre estará a cargo de un Anestesiólogo Certificado.

La cirugía

Una otoplastía suele durar entre 2 y 3 horas, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo. La técnica empleada dependerá del problema concreto. Generalmente se realiza una pequeña incisión en la parte posterior de la oreja para exponer el cartílago auricular. Después se esculpe el cartílago y se dobla hacia atrás; se pueden emplear puntos internos para mantener la nueva forma. En ocasiones, puede ser necesario extirpar una parte del cartílago para obtener una oreja más natural. La cicatriz resultante de la otoplastia queda disimulada detrás de la oreja prácticamente invisible. La mayoría de las veces, aunque solo una oreja parezca anormal, se intervienen las dos para conseguir una mejor simetría.

La vuelta a la normalidad

La mayoría de los adultos vuelven al trabajo a los 5 días de la cirugía; los niños vuelven al colegio en unos 7 días, siempre y cuando tengan cuidado con las actividades físicas.

El resultado de la operación es permanente.

CERTIFICACIONES

Sociedad Peruana de Cirugía Plástica Sociedad Peruana de cirujanos plásticos Sociedad Peruana de Dermatología American Academy of Dermatology