Ginecomastía

Consiste en quitar la grasa y tejido glandular de las mamas crecidas anormalmente, y en casos extremos también se puede extirpar la piel sobrante, dando lugar a un tórax plano, firme, y bien contorneado.

La técnica quirúrgica adecuada a utilizar dependerá de la evaluación del paciente, donde se examina cuanta grasa y cuanto tejido glandular contienen las mamas crecidas anormalmente.

La cirugía para la ginecomastia se realiza generalmente como paciente ambulatorio, pero en casos extremos, o en aquellos con condicionantes médicas especiales, con una estancia de un día en la clínica. La cirugía puede durar una a dos horas. En casos especiales puede durar más.

Tipo de anestesia

Puede realizarse bajo anestesia regional o en algunos casos bajo anestesia local y sedación. Estará despierto, relajado y sin sentir dolor. Discutiremos con usted que opción es la más recomendable en su caso.

La cirugía

El procedimiento se realiza generalmente a través de incisión en una zona poco visible (alrededor de la areola).

De acuerdo al caso, se puede extraer el exceso de tejido glandular, realizar liposucción del la grasa y si fuera necesario eliminar la piel sobrante.

Después de la cirugía

Para ayudar a reducir la inflamación llevara una prenda elástica durante algún tiempo. La mayor parte de la inflamación desaparecerá en unas pocas semanas.

Debe recuperarse progresivamente y volver a su actividad habitual cuando se sienta bien, que podría ser en uno a dos días tras la cirugía.

Le aconsejaremos que limite su actividad física al principio, evitando ejercicios pesados durante tres semanas. Los resultados del procedimiento son significativos y permanentes. Si sus expectativas son realistas, los cambios serán buenos y estará satisfecho con su nuevo aspecto.

CERTIFICACIONES

Sociedad Peruana de Cirugía Plástica Sociedad Peruana de cirujanos plásticos Sociedad Peruana de Dermatología American Academy of Dermatology